gatos frío,
VIDA CON GATOS

Cómo proteger a tu gato durante la ola de frío

Estos seis trucos te ayudarán a mantener a tu felino caliente y feliz en pleno invierno.

  • Por EVA SAN MARTÍN

¡Qué frío! La borrasca Filomena ha dejado grandes nevadas, una ola polar en buena parte de España y temperaturas de hasta 16ºC bajo cero. Y tu gato, como tú, sufre los efectos del frío; incluso más. ¿Sabías que la temperatura de confort de tu gato ronda los 28ºC? El motivo está en sus genes: puesto que procede de un animal desértico (el Felis silvestris lybica), tu minino está mejor equipado para soportar el calor que el frío. Así que necesitará tu ayuda para superar la ola polar con seguridad. 

¿Algunos trucos? No hagas la cama, coloca una caja de cartón con mantas, y no te olvides de los gatos que viven en la calle.

1. Gatos con frío: mejor dentro de casa

Lo primero y más importante: mantén a tu gato dentro de casa. Es importante para todos, pero resulta esencial para felinos mayores o cachorros, ya que son los que peor regulan su temperatura. Además, la Asociación de Veterinarios Británicos advierte de que los gatos corren el riesgo adicional de intoxicación por anticongelante (tan usado para eliminar el hielo), que puede ser mortal para ellos incluso en pequeñas cantidades.

2. Gatos en invierno: aprovecha el sol

Si te preguntas qué hora es, ¡mira dónde duerme tu gato! Con el frío, los gatos persiguen el sol por toda la casa, con el objetivo de echarse una siesta en el rincón más caliente. Échale una pata: si sale el sol, abre las persianas y las cortinas, y coloca camas gatunas y torres rascadoras cerca de las ventanas más luminosas y soleadas. Cuanto más separes las camas de tu gato o gatita del suelo, más caliente estará, y también más protegido de las corrientes de aire.

gatos frío, gatos cajas
Billy en su caja de cartón, rellena con un pijama mullido. / E.S.M.


3. Cajas de cartón: refugio contra el frío 

Los gatos adoran las cajas, y tienen motivos para ello: son el refugio perfecto (pequeño), les sirven para ocultarse y para jugar, y el cartón es uno de los mejores materiales aislantes; por lo que protege del frío y ayuda a tu felino a mantener su temperatura corporal. Si, además, la llenas de mantas y cojines; aún será más confortable y caliente. Si vives con un gato mayor, recuerda ponerla de lado para facilitar que tu gato entre y salga sin problemas.

4. Gatos calientes en invierno: el truco del edredón


No hagas la cama. Al contrario, déjala revuelta, y coloca unas mantas encima. No solo te darás un gustazo, tu gato también estará encantado de enroscarse en el edredón, y utilizarlo como cueva o refugio caliente y mullido. Y, si puedes, sube la calefacción al menos hasta la temperatura de quitar el frío de casa.

5. Camas térmicas para gatos

Las camas para gatos térmicas funcionan como una manta eléctrica; pero emanan calor de forma segura para tu felino. Las hay con forma de colchoneta o cuevas, y otras son más tipo rosquilla, donde tu gato puede enroscarse. Este tipo de camas resulta especialmente beneficioso para gatos mayores o con artritis. Otra opción es la hamaca para el radiador, ¡requetecalentita para el invierno!

6. No te olvides de los gatos que viven en la calle

No todos los felinos tienen la suerte de tu querido amigo. Unos 303.600 gatos viven en la calle en España. Y ahí fuera hace mucho frío. Además de plantearte adoptar un animal sin hogar, también puedes construir una casa para gatos con una caja de corcho. También agradecerán unas latitas extra: el frío hace que necesiten comer más durante estos meses.

Además, los gatos de colonias buscan refugio en el motor de los coches. Así que recuerda golpear el capó antes de arrancar, ¡puedes salvar más de una vida! 

consultas felinas, terapia gatos, comportamiento,

2 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *